Monumentos Históricos

La sultana de Vejer le ofrece la información más relevante para usted.

Buscamos que nuestros clientes disfruten del entorno de Vejer de la Frontera.

Torre del Mayorazgo

Monumentos Históricos

Monumentos Históricos

Es una de las torres del recinto amurallado que se encuentra situada en su parte sur. Su nombre se debe a su ubicación en la Casa del Mayorazgo. La torre forma esquina sobresaliendo de la línea de la muralla.

En su planta baja es una dependencia abovedada con saeteras, y de ella por una escalerilla tortuosa de piedra se sube al adarve y de allí al cielo o techo almenado. Posee, sobre dos almenas, una espadaña, respondiendo a la capilla que a la casa del Mayorazgo contigua poseía.

Esta Casa del Mayorazgo de estilo barroco, data del siglo XVIII y ocupa toda la superficie comprendida en esta esquina de la fortaleza. Su interior con dos patios está alterado por las obras realizadas. Su fachada es de piedra tallada. Desde el adarve se divisa perfectamente la Plaza de España (llamada Plaza de los pescaitos).

Iglesia parroquial del Divino Salvador

Monumentos Históricos

Monumentos Históricos

La iglesia del Divino Salvador de Vejer de la Fronterase encuentra situada en la zona alta de esta localidad, a intramuros de su vieja muralla defensiva.

La iglesia se levanta bajo esta advocación por ser el 6 de agosto, día en el que se celebra la fiesta de Cristo Salvador, la fecha en que los cristianos reconquistan la villa de Vejer de las fuerzas islámicas.

A simple vista se aprecia que se trata de la yuxtaposición de dos edificios de distintas épocas, y que si aún subsiste el más antiguo es porque no se pudo completar el segundo a expensas del primero. Parece claro que éste es una construcción de estilo mudéjar levantada sobre la planta de una anterior mezquita; planta que asimismo, la segunda edificación viene a ocupar después.

El primer tramo del templo a partir de los pies es una edificación gótica de principios del siglo XVI; y el segundo, hasta la cabecera, es la anterior iglesia mudéjar que no llegó a ser sustituida durante ese proceso de "modernización". Aquí, la presencia del arte árabe, así como del románico y del gótico (los componentes clásicos del mudéjar), son bien visibles.

Ambas edificaciones tienen tres naves alineadas y yuxtapuestas, ensambladas en la cubierta. Intervienen en su construcción Agustín de Argüello, como maestro mayor, y Antonio Padilla y Bernardo de Torres como aparejadores. Otros artistas relacionados con esta iglesia son: Francisco de Villegas, escultorJuan Rodríguez como ensamblador (siglo XVII).

La parte mudéjar presenta en su nave central bóvedas con crucería dentada. Los arcos dentados apoyan sobre pilares a los que se les adosan columnas de mármol con interesantes y variados capiteles románicos, y se corona con un ábside recto cubierto por bóvedas de nervadura, hoy rota en su base para alojar en su día el retablo mayor, ahora inexistente y sustituido por otro de escaso valor artístico.

Contrasta esa zona con la parte gótica, compuesta por cuatro tramos de una edificación de tres naves de diferentes alturas, cubiertas con bellas bóvedas que son de crucería en las laterales y estrelladas en la central, en cuyos paramentos se integran altos y pequeños ventanales.

La iglesia cuenta con algunas capillas adosadas, una de las cuales, en la parte mudéjar, viene precedida por un arco románico.

La fachada principal, situada a los pies, muestra la distinta altura de sus naves góticas y los arbotantes que equilibran los empujes de la nave central. Cuenta con una puerta adintelada bajo un arco ojival, y sobre el dintel un juego de cuatro arcos opuestos, rematado todo ello por un rosetón gótico que se enmarca entre contrafuertes acabados en pináculos desmochados.

La fachada lateral del evangelio presenta contrafuertes en forma de pilastras adosadas, con una pequeña cornisa y terminado en aguja gótica desmochada.

La torre, cuadrada y con influencias estilísticas de distintas épocas constructivas, se supone que aprovecha la base de un antiguo alminar musulmán, y se acaba en un puntiagudo chapitel barroco revestido de azulejos, posterior al terremoto del año 1773, que presenta en sus cuatro caras la imagen del Salvador.

Castillo de Vejer de la Frontera

Monumentos Históricos

Monumentos Históricos

Data de los siglos X y XI, en época de Abderramán I y sucesores. Se encuentra situado en la parte más elevada, y posiblemente la zona habitada más antigua de Vejer, sobre la base de otro anterior de la época árabe.

Consta de dos patios: el patio principal donde se encuentra el antiguo aljibe, que recogía el agua de la lluvia, a través de un canal. El suelo del castillo tiene forma de espiga, para evitar que los animales que se encontraban en los establos resbalasen. Desde el patio de armas se pueden ver las almenas, acceder a ellas y divisar hermosas vistas de todo el pueblo. En este patio se encuentra la vivienda particular que fue transformada por Pedro Muñoz de Arenillas en la segunda mitad del s. XIV, la cual fue comparada al Marqués de Martorell.

En el S. XIV fue residencia de los Duques de Medina Sidonia, señor de Vejer. Se encuentra englobado dentro del grupo de “Castillos menores” por poseer sólo una puerta de entrada y salida colocada en el punto más accesible y de más fácil defensa. La puerta de herradura enmarcada en un alfiz es el vestigio más apreciado de origen árabe que aún se conserva.

En el interior del Castillo se puede contemplar una placa en conmemoración del hermanamiento de Vejer y Chef-Chauen. Ambas ciudades se encuentran estrechamente vinculadas por motivos históricos y culturales. 

Convento de las Monjas Concepcionistas

Monumentos Históricos

Monumentos Históricos

Es el único vestigio del original Convento de Ntra. Señora de la Concepción fundado por Juan de Amaya en 1552 para enterramiento propio y de su mujer. Destaca su portada de estilo renacentista y las criptas. A su lado se encuentra la calle más emblemática de la ciudad: el Arco de las Monjas.

A su lado se encuentra la calle más emblemática de la ciudad, el Arco de las Monjas, consistente en una sucesión de contrafuertes que sustenta el muro lateral, dichos contrafuertes fueron colocados como consecuencia del terremoto del Siglo XVIII.

Palacio del Marqués de Tamarón

Monumentos Históricos

Monumentos Históricos

El Palacio del Marqués de Tamaró en Vejer de la Frontera, está situada en la Calle Marqués de Tamarón, cerca de la Iglesia Parroquial del Divino Salvador.

La Casa palacio del Marqués de Tamarón construida por D.Juan Bartolomé del Santísimo Ahumada, vizconde de las Torres Luzón, quien «las labró a sus expensas desde sus cimientos» en la segunda década del siglo XVIII. Después del fallecimiento de Dª Teresa de Ahumada, en 1776, último miembro de esta familia hidalga vejeriega, la vivienda pasa por herencia y venta a diversos propietarios. En 1808 la adquiere D. Francisco de Arrafán y Valdés, suegro de D. José de Mora, Marqués de Tamarón. Después del fallecimiento de Arrafán, hereda la vivienda la esposa del Marqués de Tamarón, fue ampliada y reformada entre 1833-1834. La residencia de los Marqueses de Tamarón hasta 1938 fué la casa Palacio. 

Casi tres décadas fue sede del cuartel de la Guardia Civil. A partir de su adquisición por el Excmo. Ayuntamiento se destinó a Centro de Formación Profesional, entre 1976-1980. 

Esta casa dispone de una planta trapezoidal que contrasta con la armónica fachada de estilo neoclásico. La traza de su planta se debe al antiguo trazado urbano, condicionado por el lienzo de muralla que discurría por el costado oeste y finalizaba en la torre circular de la Iglesia tras el muro contiguo del Pósito. (V. Baluarte de la Segur). La fachada de la planta baja y entreplanta está formada por una serie de pilastras adosadas que enmarcan los huecos de portada y de ventanales. Una cornisa separa el cuerpo alto, que presenta balcón central sobre la puerta y ventanales. La rejería añade armonía al conjunto de vanos y de muro ciego. 

Se accede a través de un zaguán a un patio compuesto por cuatro arcos de medio punto que descansan en cuatro columnas. En un lateral, la escalera de acceso a la entreplanta y planta primera. En la planta baja y entreplanta se situaba el horno, la cocina y zona de servicios. En la planta primera, en torno a la galería se sitúan las habitaciones principales de la casa: la antigua capilla (hoy salón de actos), despachos y antiguos dormitorios.

El edificio ha sido rehabilitado por parte del Excmo. Ayuntamiento (Escuela taller) a principios de los años 90. 

La casa es propiedad municipal. Destinada a Casa de la Cultura y otros servicios administrativos (Biblioteca pública, UNED, Centro de Interpretación del Patrimonio, salas de exposiciones, Archivo Municipal).

Plaza de España

Monumentos Históricos

Monumentos Históricos

La Plaza de España se remonta al siglo XVI. Fue originalmente diseñada para poder ver las corridas de toros, aunque en 1955 se construyó una fuente en el centro de la misma; cubierta de preciosos azulejos pintados a mano al estilo de Sevilla. La fuente te cautivará inmediatamente, en parte porque es la primera cosa que ves cuando entras con el coche en Vejer, y por otro lado porque hace de la plaza un lugar que realmente merece la pena visitar.

La plaza de España es el centro neurálgico de Vejer de la Frontera. En este representativo emplazamiento es donde se siente el día a día de la localidad y es punto de encuentro de vecinos y visitantes. Aquí está ubicado el Ayuntamiento y Juzgado de Paz y donde se encuentran multitud de bares y restaurantes para poder disfrutar de la gastronomía de la zona.

Esta emblemática plaza, rodeada de palmeras, se encuentra en el centro del pueblo y es parada obligatoria para todos los turistas siendo uno de sus lugares favoritos cuando la conocen. Durante los siglos XV y XVI fue destinada para la celebración de distintos festejos taurinos y en la actualidad, se celebran otro tipo de eventos como los actos la Velada en Honor a la Patrona La Virgen de la Oliva, así como los eventos más importantes del municipio. En los alrededores de la plaza también encontramos numerosos restaurantes para poder disfrutar de la sabrosa gastronomía de la zona donde destacan el pescado y marisco fresco de su litoral, el “pescaito” frito — como no —, la carne de retinto, el lomo en manteca o su cocina andalusí.